Artículos archivos - Ichimoku Fibonacci

Archive

Category Archives for "Artículos"
1

El «rulo» y el mito del mercado para todos

El furor de los últimos días gracias al denominado «rulo» generó un frenesí por aprovechar una oportunidad de arbitraje utilizando bonos argentinos que se dio gracias a las restricciones que impuso el gobierno sobre el mercado de cambios.

Oportunidades díficiles de encontrar en un mundo interconectado, donde la información fluye de manera instántanea y es más accesible que nunca.

Una operación de arbitraje es la práctica de aprovechar las diferencias de precio que se producen en distintos mercados de un mismo bien. A diferencia de una operación especulativa, en la cual uno compra un activo esperando (generalmente) que suba de precio, en el caso de las operaciones de arbitraje se logra obtener una ganancia instántanea libre de riesgo.

Mirá también: ¿El fin del rulo? ¿Y ahora qué?

Y no solo ocurre en el mundo financiero. Por ejemplo, uno podría encontrar un producto en eBay o Craiglist que está más barato de lo que se lo vende en Amazon. Eso también es un arbitraje.

El famoso «rulo» tuvo corta vida. Miles de personas que nunca operaron en el mercado de capitales decidieron abrir una cuenta comitente en un broker y multiplicaron por siete las operaciones en bonos durante los días que duró el rulo. Estos nuevos participantes en el mercado, que ahora tienen una cuenta comitente, seguramente la experiencia de invertir (o arbitrar en este caso) les dejó un sabor agridulce.

La CNV adoptó una decisión contraria a los objetivos que enumera la ley que la creó «Promover la participación en el mercado de capitales» (Moderna Buenos Aires)

Fue decepcionante, aunque no sorprendente, que ni BYMA, ni los brokers estuvieran preparados para recibir semejante incremento de la actividad. Claro, en un mercado donde las barreras de entrada para abrir un broker son altísimas, los brokers tienen la tranquilidad de cazar en el zoológico, sin incentivos a brindar un servicio de excelencia, comisiones competitivas o siquiera una operatoria aceptable.

Como consecuencia de la saturación de los servidores, el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores adoptaron medidas que en vez de proteger el derecho de los ciudadanos de a pie a aprovechar una oportunidad de arbitraje, y contribuir al proceso de descubrimiento de precios en el mercado, eligieron tomar una postura corporativa y esconder las falencias del mercado actual. Es más, la CNV actuó contra uno de los objetivos que enumera la ley 26.831: «Promover la participación en el mercado de capitales de pequeños inversores…»

Descargá la guía: Empeza a invertir en Wall Street en 3 pasos

De esta manera reforzaron los mitos que rodean al mercado de capitales desde tiempos inmemoriales: que invertir en la bolsa está reservado a una elite, a una minoría privilegiada que cuenta con billetaras abultadas y que les permite a los brokers embolsar su tajada sin mucho esfuerzo.

¿Cuántas personas de las decenas de miles que abrieron una cuenta para tomar ventaja del desarbitraje volverán a usar la cuenta comitente? Después de una experiencia repleta de problemas, me atrevo a decir que son pocos.

Entre otras cosas, una economía sólida necesita de un mercado de capitales sólido, donde las empresas puedan recurrir para financiar proyectos de expansión, donde los individuos puedan colocar sus ahorros para hacer trabajar su dinero y crecer su capital. Parafraseando el famoso dicho poular: «Dime cómo es tu mercado de capitales, y te diré cómo es la economía de tu país».

En los próximos días vamos a subir al blog otras oportunidades de arbitraje que surgieron en los últimos días, debido a las restricciones gubernamentales. No se las pierdan.

Formate como trader y empezá a generar ganancias. Conocé más acerca de los beneficios de pertenecer a IchiPremium haciendo click acá.

Indicadores de la recesión que se avecina en Estados Unidos

Por Daniel Fernández (Universidad Francisco de Marroquin)

Existe cierto nerviosismo en los mercados de capitales sobre la posibilidad creciente de que una crisis económica se esté gestando actualmente y termine afectando a la economía mundial. El incremento reciente en el precio del oro (+11,7% incremento en mayo y junio) o del bitcoin (+93,3% en mayo y junio) es una muestra del creciente nerviosismo que registran los mercados. Las últimas decisiones de la Fed y las declaraciones de sus miembros hacen prever recortes en el tipo de referencia de la Fed a pesar de que el desempleo de la economía norteamericana está en su punto más bajo desde 1969 y de que la inflación está por debajo del objetivo del 2%.

En esta tesitura, nos proponemos descifrar el punto del ciclo económico en que nos encontramos y si los temores a una crisis y recesión están justificados. Para ello vamos a analizar varios indicadores económicos adelantados que podrían estar dándonos pistas sobre el futuro del crecimiento mundial.

El indicador más negro: la curva de rendimientos

La pendiente o diferencial de la curva de rendimientos es uno de los indicadores adelantados más fiables. Vamos a utilizar el diferencial sugerido por uno de los investigadores que más ha escrito sobre el poder predictivo de la curva de rendimientos. Estrella (1998) sugiere que el mejor diferencial es el rendimiento del bono soberano a 10 años (título del mercado de capitales) menos el rendimiento del bono a 3 meses (título del mercado monetario).

Para EEUU, una vez que el diferencial es muy cercano a cero o negativo, una crisis ha tenido lugar en los siguientes 24 meses. Aquí podemos ver la situación actual en EEUU junto a las dos últimas crisis.

Fuente: Treasury.gov; NBER

El diferencial de tipos de interés se volvió negativo en EEUU en marzo. Desde entonces ha permanecido negativo, acumulando ya más de tres meses en terreno negativo.

La recesión de 2001 derivada del boom de las puntocom tardó tan sólo 9 meses en aparecer desde que se diera la vuelta la curva de rendimientos y tan sólo 4 meses desde que el diferencial volvió a terreno positivo.

Por su parte, la Gran Recesión de 2008-09 tuvo lugar 23 meses después de que se diera la vuelta la curva de tipos y 6 meses después de que el diferencial volviera a terreno positivo.

Aquí podemos ver un gráfico que compara la evolución de la curva de rendimiento en las dos crisis anteriores y con la situación actual.

Fuente: Treasury.gov; NBER

Si los datos de las últimas recesiones se pueden extrapolar, y teniendo en cuenta únicamente este indicador, podríamos anticipar que la próxima crisis en EEUU ocurrirá no antes de 6 meses y no más tarde de 20 meses. Es decir, una crisis tendría lugar en EEUU en algún momento entre enero de 2020 y marzo de 2021.

Pero tan importante como ver cuando se invierte la curva de rendimiento es ver cuando vuelve a ser positiva. Que la curva de rendimientos vuelva a tener pendiente positiva marca que las presiones que mantienen alto el tipo de corto plazo se relajan debido a la quiebra y desaparición de las empresas que necesitan imperiosamente fondos a corto plazo. Podríamos argumentar, una vez más apoyados en los datos de las dos últimas crisis, que una vez que la curva de rendimientos recupera su pendiente positiva, la crisis aparecería entre 4 y 6 meses después. En el momento actual, la crisis no parecería ser inminente.

En otros lugares las perspectivas no son mucho mejores, la curva de rendimientos de la eurozona todavía tiene pendiente positiva pero está cayendo rápidamente. Actualmente se encuentra en su nivel más bajo desde la crisis de 2008-09.

Fuente: Banco Central Europeo

Sin embargo, merece la pena destacar que, a pesar de lo bien que se comporta este indicador para predecir crisis en EEUU, está muy lejos de ser perfecto o universalmente utilizable. Por ejemplo, y como acabamos de ver, este indicador fue incapaz de predecir la crisis y recesión de deuda soberana que sufrió la eurozona entre 2011 y 2013. Aunque dicho episodio podría ser visto como una recesión secundaria derivada de la recesión de 2008-09. A pesar de ello, la curva de rendimiento fue inservible en aquella ocasión.

Índices de gestores compras (PMIs): un indicador en deterioro

Los índices de gestores de compras, PMI por sus siglas en inglés, se han convertido en uno de los indicadores más seguidos por los mercados debido a su altísima correlación con el crecimiento económico y debido también a su sencillez y rapidez de publicación.

El indicador se construye mediante una encuesta en la que se pregunta a los gestores de compras de empresas si realizan más o menos compras a proveedores que en el periodo anterior. Si más de la mitad de los gestores de compras indican que incrementaron sus compras con respecto al periodo anterior, se considera que la economía crecerá en el futuro cercano (indicador mayor a 50). Si, por el contrario, más de la mitad de los gestores indican que realizaron menos compras que en el periodo anterior, se considera que la economía tendrá problemas de crecimiento en el futuro cercano (indicador menor a 50).

Hemos calculado la media ponderada por PIB de los PMIs manufactureros de las 10 mayores economías del mundo. En otras palabras, hemos realizado un PMI sintético que aglutina el 67,1% del PIB mundial.

Nuestro indicador muestra un claro retroceso desde el máximo de 56,6 marcado en diciembre de 2017. En junio de 2019 marca 50,1, todavía en positivo, pero con una clara tendencia decreciente. También podemos ver la alta correlación con el crecimiento económico.

Fuente: Investing.com; OCDE

Para analizar si existen problemas económicos a nivel global también merece la pena seguir los índices de gestión de compras de economías pequeñas y abiertas al comercio. Economías grandes pueden tener dinámicas internas que durante un tiempo no exhiban posibles problemas de crecimiento en la economía mundial. En las economías pequeñas esperaríamos que posibles problemas de crecimiento a nivel mundial se vislumbren con cierta antelación.

Los PMIs de economías pequeñas y abiertas al comercio marcan periodo de contracción en los últimos dos meses. El deterioro de este indicador es más rápido en economías pequeñas y abiertas que en economías grandes, esto podría indicar problemas de crecimiento futuro a nivel mundial.

Fuente: Investing.com

Por tanto, los índices de gestión de compras, a pesar de que todavía no marcan claramente la presencia de una recesión en el futuro cercano, se deterioran con cierta rapidez.

TED Spread

El TED Spread es el diferencial entre el rendimiento del bono soberano y el coste de financiación del sector financiero (Libor o equivalente). Este indicador mide la prima de riesgo del sector financiero. En tiempos de expansión económica y calma financiera, el diferencial tiende a ser cercano a cero. Sin embargo, en momentos de estrés financiero que anteceden a las crisis económicas, el diferencial se dispara.

El TED Spread se encuentra en niveles relativamente bajos en EEUU y no señala estrés financiero ni posibilidad de una crisis a corto plazo.

Fuente: St. Louis Fed

Horas trabajadas a la semana por los trabajadores del sector manufacturero

El promedio de horas que se trabaja en el sector manufacturero podría ser un mejor indicador adelantado que el desempleo. Muchas empresas, ante la caída en la demanda de sus productos, prefieren recortar horas de trabajo antes que tomar una medida más drástica como despedir a sus empleados.

De las últimas 12 crisis económicas en EEUU, este indicador fue capaz de predecir 10 de ellas. Sin embargo, existe una gran limitación en el uso de este indicador, y es el enorme número de falsos positivos que señala. En otras palabras, nos avisa demasiadas veces de que podría existir una crisis económica, de hecho, avisa muchas más veces que las crisis que realmente existen. Es por ello que debe utilizarse este indicador como complemento de otros indicadores.

En este sentido, vemos como en EEUU este indicador ha empezado a deteriorarse ligeramente. La caída en horas promedio trabajadas es la mayor desde la crisis de 2008-09. A pesar de ello, todavía es relativamente pronto para saber si estamos ante un falso positivo o una señal de alerta fidedigna.

Fuente: St. Louis Fed

Sobre el buen hacer de otros indicadores

Existen otros indicadores que muestran como la economía norteamericana o de la eurozona se encuentran en perfecto estado. Por ejemplo, el crecimiento económico en EEUU es sólido y fuerte. Las cifras de desempleo son muy bajas tanto en EEUU como en eurozona y están en constante caída. Los índices bursátiles en EEUU están en máximos históricos empujados por unas ganancias también inusitadamente altas de las empresas, ganancias que también repercuten en incremento de salario a trabajadores.

Sin embargo, todos estos indicadores que llaman al optimismo son pro-cíclicos y usualmente se encuentran en máximos antes de que una crisis económica tenga lugar. Piense en donde se encontraban todos estos indicadores antes del derrumbe financiero y económico que significó la crisis de 2008-09, todos ellos en máximos. Justo antes de todas las recesiones en EEUU desde la Segunda Guerra Mundial (11 recesiones), el desempleo se encontraba en mínimos.

La propia Fed está observando la debilidad de la economía norteamericana y ya ha señalado posibles bajadas de tipos en el futuro cercano. Hemos de mencionar que siempre que la Fed ha bajado tipos con el desempleo inferior al 4% (como la situación actual), se ha producido una crisis económica casi de forma inmediata.

Fuente: St. Louis Fed; Javier Salamanca

Conclusión

Los indicadores aquí mostrados son algunos de los indicadores adelantados que consideramos más sensibles al ciclo económico. Siempre se pueden incluir en el análisis muchos más indicadores, como por ejemplo dinámicas de crédito, cantidad de dinero en circulación, diferenciales de riesgo corporativo, demanda de bienes cíclicos, etc… Para un análisis más detallado, recomiendo leer el último informe que publicamos en UFM Market Trends sobre la economía norteamericana.

Los indicadores aquí incluidos muestran debilidad en la economía mundial y una posible crisis y recesión en la economía norteamericana y posiblemente también en Europa. La crisis y recesión no parece inminente, pero si cercana. Con la curva de rendimientos en la mano, la recesión en EEUU podría tener lugar antes de 20 meses y no antes de 6 meses. Los PMIs mundiales marcan una clara desaceleración en el crecimiento mundial, cerca de niveles de recesión, aunque todavía están en terreno neutro. Sin embargo, el TED Spread, que mide el estrés al que está sometido el sector financiero, se encuentra muy lejos de mostrar problemas. Por último, la Fed anticipa problemas al anunciar posibles bajadas del tipo de referencia.

En definitiva, si nuestra tesis es cierta, todavía existe algo de tiempo para que los agentes económicos empiecen a prepararse para un futuro económico con más sombras que luces.

Publicado originalmente en UFM Market Trends

El autor es Daniel Fernández es el fundador de UFM Market Trends y profesor de economía en la Universidad Francisco Marroquín. Tiene un doctorado en economía aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid y también era un fellow en el Mises Institute. Tiene un máster en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos y un máster en Economía Aplicada por la Universidad de Alcalá en Madrid.

¿Cuál es la diferencia entre el trading y la inversión?

Muchas veces la idea de «invertir» y «hacer trading» en la bolsa genera confusión. Las dos actividades ocurren en el mercado bursátil, pero podemos considerarlas dos disciplinas diferentes. Así como el waterpolo y la natación ocurren en una piscina, pero son dos deportes diferentes.

A primera vista, la diferencia más notable entre invertir y el trading es el horzionte temporal. Mientras que los traders pueden mantener una posición desde algunos minutos hasta algunas semanas o meses. Los inversores, en cambio, adoptan una estrategia de buy and hold y pueden pasar años hasta que vendan sus tenencia.s

De ahí que Warren Buffet, el inversor por antonomasia, dijo alguna vez: «Nunca intento ganar dinero en la bolsa. Compro con la presunción de que podrían cerrar el mercado al día siguiente y no abrir por los próximos cinco años».

El trader

Un trader se concentra en el precio de la acción, no importa si la empresa es de semiconductores o produce ruedas para carretas. Su objetivo es descubrir cuál será la dirección del próximo movimiento del precio, y abrir una posición en ese sentido.

En su enfoque predomina el análisis técnico. Es decir, estudia los gráficos y patrones históricos del precio para tomar una decisión de compra, con el objetivo de vender a un precio más alto (o más bajo, si opera en corto) en apenas minutos, o como máximo algunos meses.

El trader busca rentabilidades más altas que los inversores de largo plazo, y su objetivo es ganar más dinero de lo que hubiese ganado en caso de invertir con un horizonte temporal más amplio. Mientras que un trader puede apuntar a obtener entre un 5% o 10% de ganancia mensual, a un inversor un retorno anual del 10% o 20% lo deja más que contento.

Por supuesto, una mayor rentabilidad también significa un mayor costo de tiempo, de dinero y psicológico.

Un trader tiene que dedicarle a su actividad al menos algunas horas por semana, en el caso de operar en plazos más largos, o varias horas por días, como hacen los daytraders, quienes operan de forma intradiaria y al final del día toda sus posición es en efectivo.

En el aspecto económico, los costos son las comisiones. Mientras que un inversor puede hacer un puñado de operaciones por año, el trader hace varias por mes, semanas, e incluso días. Por cada una de estas operaciones le paga una comisión al broker. Dependiendo el mercado y el broker, estos costos cambian. Sin embargo, en todos los casos es recomendable tenerlos vigilados, porque se acumulan rápidamente

Dentro del trading también vamos a encontrar distintos tipos de traders:

Scalpers son los traders que hacen scalping. Compran algún activo por un período de tiempo determinado entre algunos segundo hasta algunos minutos, como mucho. Su objetivo es intentar ganar una pequeña diferencia, en diversos trades, en los momentos de mayor actividad del día: por la mañana cuando abre el mercado, y cerca de la última hora.

Los day traders suelen cerrar todos sus trades antes de que finalice el día, y no mantienen abiertas posiciones nocturas o overnight.

Los swing traders, como nosotros en Ichimoku Fibonacci, mantenemos las posiciones durante entre un día y algunas semanas. El objetivo es acompañar los movimientos del precio y recortar al máximo las pérdidas. El swing trader aspira a comprar en el final de una contratendencia bajista, para luego ganar dinero cuando el precio retoma la senda alcista (o viceversa)

Por último tenemos a los position traders o traders de posición. Estos traders son los que mas se asemejan a los inversores, porque si bien su mindset es similar al de un trader, y suele combinar el análisis técnico con el análisis fundamental, sus posiciones pueden mantenerlas de meses a hasta más de una año.

Un inversor puede mantener abierta su posición durante varios años (6 en el ejemplo, en marrón), mientras que un swing trader aprovecha los swings de la tendencia y mantiene sus posiciones abiertas en un corto plazo.

El inversor

A diferencia de los traders, los inversores se concentran en el desempeño de una empresa. Estudian sus balances, el contexto del mercado, el track record de quienes administran las empresas, y su horizonte temporal de la inversión puede ser de varios años. Es decir, se basan en el análisis fundamental.

A un inversor no le afectan los cambios del precio que ocurren en el transcurso de días o semanas, si no que se enfocan en el largo plazo. Según su razonamiento, una empresa sana, que genera ganancias y tiene un buen producto es una empresa fértil para su inversión, y esperan realizar sus ganancias en un lapso de años.

El perfil de inversor adopta una conducta pasiva frente a sus posiciones. Y salvo que note un cambio en los aspectos fundamentales de la empresa, no las toca.

El análisis de un inversor se enfoca en determinar si el precio de la acción esta subvaluada o sobrevaluada respecto de la performance de la empresa.

A diferencia del trader, que es un especulador nato (especula que el precio se mueva en una dirección determinad), el inversor es un creyente en el valor a largo plazo de una compañía. Mientras que una baja en el precio es un momento en el que el trader puede decidir recortar sus pérdidas, un inversor la podría aprovechar para aumentar su posición.

¿Trading o Inversión?

Decidir si uno será un trade inversor depende de distintos factores. Desde el tiempo que podés asignarle a administrar tu cartera, el capital con el que contás (cuanto menor capital, más incentivos hay para hacer trading) y tu personalidad (¿podés soportar ver una pérdida del 20, 30 o 40% en algunade tus posiciones sin vender?).

Pero por supuesto, ambas no son excluyentes. Uno puede asignar una porción de su capital a un manejo más activo de su cartera y con expectativas de mayor rentabilidad, mientras la parte la utiliza para hacer inversiones en el largo plazo en empresas con fundamentals sólidos.

Formate como trader y empezá a generar ganancias. Conocé más acerca de los beneficios de pertenecer a IchiPremium haciendo click acá.

1

Qué es el síndrome FOMO y cómo superarlo

Situación 1. Faltan apenas unos días para la navidad de 2017. El precio del bitcoin había subido más de un 400% y cotizaba en máximos históricos. Ese diciembre fui testigo de la fiebre por comprar bitcoins para no quedarse afuera. Amigos, conocidos, amigos de amigos, conocidos de amigos, y hasta mi abuela querían comprar bitcoin.

Situación 2. Son los últimos días de enero de 2019. Después de un año volátil y mayormente negativo, habías decidido dejar a un lado las inversiones en Argentina. Pero, el índice Merval acumula un 40% de ganancia en pesos en los últimos 35 días. «Este año puedo recuperar lo que perdí el año pasado», pensás. «Esta vez no me voy a quedar afuera».

Situación 3. Un amigo compró acciones de Nio (una automotriz china que fábrica autos eléctricos) el 3 de enero. Un mes después cierra su posición con más de un 35% de ganancia. Sin embargo, los días subsiguientes el precio sigue subiendo, y de forma casi vertical. Durante el mes siguiente sube otro 30%. «No quiero seguir dejando dinero sobre la mesa, voy a volver a abrir otra posición», dijo. Veinte días más tarde el precio ya estaba un 53% debajo del precio de entrada.

Estas tres situaciones están atravesadas por una misma conducta: FOMO. FOMO es el acrónimo de Fear of Missing Out, o en español «el miedo a quedarse afuera». Esta sensación dispara sentimientos de angustia y ansiedad.

Mirá también: Comprá en rojo, vendé en verde

Angustia porque te estás perdiendo de ganar dinero, mientras los demás lo están haciendo. Y ansiedad porque el miedo y la angustia te llevan a tomar decisiones inemdiatas, motivadas por las emociones.

En otras palabras, un cocktail explosivo que puede llevar a cualquier trader a una debacle catastrófica para su cuenta.

Los síntomas

¿Miedo a quedarse afuera?

El síndrome FOMO se expresa en varios síntomas. Algunos de ellos son:

  • Abrir una posición cuando el activo está en o cerca de máximos: no quiero seguir perdiendome las ganancias.
  • Abrir trades por aburrimiento sin setups claros: no quiero perder un día sin operar
  • Iniciar un trade en un activo después de haber cerrado la posición con ganancia porque el precio siguió subiendo: no quiero perderme de ganar dinero
  • No cerrar trades con pérdidas y dejar que se acumulen: no quiero quedarme afuera del rebote
  • Abrir un trade de forma prematura sin esperar una confirmación o que se complete una vela
  • Cerrar trades prematuramente para asegurar ganancias: no quiero perderme

Varias de estas conductas están impulsadas por el llamado sesgo de actualidad, la idea de que los precios van a seguir subiendo porque venían subiendo durante el último tiempo. Una falacia: un valor alcista no garantiza que el precio continúe subiendo en el futuro. Incluso, puede ocurrir todo lo contrario, si no miren que ocurrió con el bitcoin.

Leé también: Tres sesgos cognitivos contra los que los traders tenemos que luchar

Reconocer estos síntomas te va a permitir identificar un trade motivado por el FOMO antes de realizarlo, y así evitar una decisión que las probabilidades dicen que tendrá un resultado adverso para tu cuenta. Nunca está de más recordar que ganar dinero haciendo trading es el resultado de un proceso razonado, y no de una corazonada o un presentimiento.

La solución

La paciencia: unod de los antídotos al FOMO Trading
La paciencia: uno de los antídotos al FOMO Trading

Por suerte en el trading cada trade nuevo nos da revancha, y la posibilidad de poder revisar nuestras decisiones para no cometer los mismos errores. El FOMO trading tiene sus antítodotos:

  • Conocé tu rol en el mercado. Sos un trader. No sos ni un adivino ni un vidente que pueda saber los precios futuros del mercado. Tu tarea es encontrar setups que te permitan abrir una posición con una relación riesgo/beneficio. Una vez que armás tu plan de trading, el resto de los factores están fuera de tu control.
  • Un trade es eso, solo un trade. Si administrás bien tu riesgo un trade que genere pérdidas no debería afectar tu cuenta. Los ganadores no se ven en trades individuales si no en el rendimiento del trading a lo largo del tiempo
  • La tercera P. Para invertir en la bolsa se requiere de «plata, pelotas y paciencia». Para evitar caer en el FOMO trading la paciencia es clave. Por ejemplo, esperar a que se complete una vela para hacer la entrada es una forma de aplicar la paciencia.
  • Tener uno o varios sistemas de trading. Cuando uno tiene una o algunas estrategias determinadas para abrir una posición hay menos probabilidades de iniciar un trade de forma impulsiva.
  • Tener un plan de trading. Algo fundamental y sobre lo que insistimos cada vez que podemos. Tener un plan de trading no solo te permite tener claro cuál será el curso de acción de un trade. También te obliga a revisar los criterios para iniciar un trade y así dejar de lado cualquier decisión impulsiva
  • No operar también es una decisión. Mantener una posición en efectivo y mirar al mercado desde afuera también es una decisión. Podés estar todo el día mirando y tu cuenta se mantiene igual. Mañana será otro día para buscar oportunidades. Cambiá el FOMO por el JOMO, el Joy of Missing Out o el placer de quedarse afuera.

En definitva el miedo a quedarse afuera es solo es un miedo y como todos los medios pueden superarse.

Formate como trader y empezá a generar ganancias. Conocé más acerca de los beneficios de pertenecer a IchiPremium haciendo click acá.

Te ayudamos a armar
tu plan de trading 

Preparamos dos planillas para que puedas planificar tus trades, evaluarlos, y adquirir la disciplina que necesita todo trader exitoso.

envelope
envelope

5 razones por las que tu estrategia de trading no funciona

Tener una estrategia de trading es la primera de las claves para tener éxito en el trading. Sin embargo, tener un estrategia no es infalible. ¿Te planteaste alguna vez porque una estrategia de trading bien estudiada y analizado termina fracasando?

Tener una estrategia de trading es la primera de las claves para tener éxito en el trading. Sin embargo, tener un estrategia no es infalible. ¿Te planteaste alguna vez porque una estrategia de trading bien estudiado y analizado termina fracasando?

Bueno, eso es por que armar tu estrategia es solo el primer paso.

Por solo armar un plan de trading no vas a empezar a ganar dinero. En este artículo listamos algunas acciones adicionales que tenés que tener en cuenta para que tu estrategia de trading funciones.

Y a veces, también tenés que saber cuándo llega el momento de apretar reset y empezar desde cero.

Estas cinco razones te van a permitir entender porque a veces un plan de trading falla, cómo saber si estás usando la estrategia correcta y como podés hacer tu estrategia mucho más efectivo.

1. No fue probado adecuadamente

Esto es bastante común.

Comprás un curso y aprendés un método de trading.

«¡Genial! Esta estrategia tiene sentido». Escribís las reglas e inmediatamente empezás a operar en tu cuenta con dinero real.

No tan genial.

Después de hacer trading durante un mes perdés el 10% de tu cuenta y dejás tu estrategia de trading.

Lee también: Por qué operar con un simulador de bolsa no es una buena idea

Esto podrías haberlo evitado testeando tu plan antes de lanzarte al mercado.

Testear tu plan te permite tres cosas:

  1. Te muestra si podés esperar resultados positivos de la estrategia o no.
  2. Te da confianza para ejecutar tu plan.
  3. Te muestra aproximadamente que resultados podés esperar.

Escribir tu trading plan es esencial. Pero una vez que tenés un plan, asegurate de testearlo antes de invertir con dinero real.

2. No se ajusta a tu personalidad o estilo de vida

Digamos que tu talla de remera es XL. ¿Te pondrías una remera XS?

Por supuesto que no.

Bueno, al menos no en público. Lo que haces en la privacidad de tu hogar es un tema tuyo.

El punto es que una estrategia que no se ajusta a tus necesidades no va a funcionar, al igual que una remera.

Y, sin embargo, muchos traders insisten en operar con estrategias que no se ajustan a su personalidad y/o estilo de vida. Hay básicamente tres elemento de tu personalidad de trading: el time frame o marco temporal, el tipo de estrategia y la tolerancia al riesgo.

Si no te tomás el tiempo de entender cómo se ajustan estos factores a tu estilo de trading podrías estar perdiendo dinero con un sistema de trading que realmente funciona. O incluso peor, podrías estar haciendo trading con un sistema con el que no tenes posibilidades de tener éxito.

3. La estrategia está incompleta

¿Tiene agujeros tu plan de trading? Si hay situaciones para las que no estás preparado, entonces porbablemente no vas a llegar a buen puerto si surge alguna de estas situaciones.

Lee también: Cómo armar un plan de trading para invertir en la bolsa

Podés manejar estas situaciones de la forma correcta… o de la incorrecta

No lo dejes librado al azar.

Algunos escenarios a considerar son:

  • ¿Cuántas pérdidas consecutivas te permitís tener antes de frenar, tomarse una pausa y evaluar la situación?
  • ¿Hay alguna situación en la que tengas que romper alguna de tus reglas?
  • En que fechas no deberías operar (durante noticias, feriados, algunos días de la semana, etc.)?
  • ¿Cuánta correlacion estás dispuesto a tener en tus trades?

No siempre es posible anticiparse a cada escenario. Pero deberías hacer lo posible y no perder de vista situaciones inesperadas que podrías enfrentar.

Siguiendo con el tema…

4. No evoluciona

Los planes de trading se supone que son un conjunto de reglas que tenés que seguir de forma estricta para ganar dinero en un período a lo largo del tiempo.

A primera vista, pareciera que estas reglas deberían estar talladas en piedra y en exhibición en el Louvre. En otra palabras, una vez que están escritas, no deberían ser modificadas.

Pero en la realidad, tu plan debe tener cierta flexibilidad.

Algunos planes funcionan bien en el primer intento. Otros necesitan evolucionar.

Como un vino, tu plan de trading puede ser bastante bueno al principio, pero solo alcanzará su verdadero potencial con el paso del tiempo.

Hay varios motivos por los cuales llegó el momento de que tu plan de trading evolucione:

  • Se lo puede optimizar. Por ejemplo, mejorar los puntos de entrada o stops para no quedar afuera de los trades prematuramente.
  • Cambia tu estilo de vida. Por ejemplo, tenés hijos, te jubilas, cambio de trabajo, etc.).
  • Querés simplificar el proceso.
  • Cambian las condiciones del mercado y por lo tanto necesitás modificar tu estrategia.

Cuando sos muy rígido con tu estrategia de trading, te encerrás en un paradigma que podría no funcionar en el futuro.

Si, necesitás tener escrito un plan de trading que funcione. Pero también debería ser flexible.

Solo asegurate de que los cambios mejoran en efecto los resultados antes de agregarlos a tu estrategia.

5.  No lo convertís en un hábito

Estudios muestran que hasta un 45% de nuestras conductas diarias están controladas por los hábitos.

Reflexoná sobre eso un momento…

Casi la mitad de las cosas que hacés durante el día son el resultado rutinas pre-programadas que han sido fijadas en el pasado… y no siempre por vos. Algunos de estos hábitos fueron creados conscientemente, pero la mayoría de ellos no.

Muchos son el resultado de lo que elegimos como niños o jóvenes y están tan arragaidos en nosotros que no los registramos.

Pero allá están, y son potenciales obstáculos para tu éxito.

Los hábitos pueden afectar tu trading de dos maneras:

  1. Los malos hábitos actuales pueden impedirte que hagas lo que tiene que hacerse.
  2. No formar buenos hábitos no te ayudará a maximizar tu estrategia de trading.

Por Hugh Kimura

Este artículo fue publicado originalmente en Trading Heroes.

Formate como trader y empezá a generar ganancias. Conocé más acerca de los beneficios de pertenecer a IchiPremium haciendo click acá.

Te ayudamos a armar
tu plan de trading 

Preparamos dos planillas para que puedas planificar tus trades, evaluarlos, y adquirir la disciplina que necesita todo trader exitoso.

envelope
envelope

Tres formas en las que las medias móviles mejorarán tu trading

Las medias móviles son uno de los indicadores más populares y no sin razones. Además de poder ser utilizados de diferentes formas, y en consecuencia aplicable a distintos estilos de trading, las medias móviles son indicadores que no dependen del ojo del analista técnico, si no que son dibujadas automáticamente por una computadora, y todos vemos las mismas líneas.

Las medias móviles dibujan una línea sobre el gráfico a partir del cálculo del promedio de una serie determinada de precios. Podría ser el precio de las últimas 8 velas, el precio de las últimas 100 velas, o el precio de lás ultimas 200 velas.

Mirá también: Bolsa para Princpiantes: Medias móviles

Dependiendo del marco temporal qué estés utilizando esas velas representaran minutos, horas, días, etc. Y también dependiendo de la cantidad de períodos seleccionada la media móvil representará la tendencia de menor o mayor plazo. Las más utilizadas son las de 20, 50, 100 y 200 períodos.

Por ejemplo, una media móvil de 20 períodos reaccionará más rápido ante los cambios de precios que una de 100 períodos. La de 20 nos dará referencias del precio y la tendencia en el corto plazo, mientras que la de 100 será para una mirada de más largo plazo

Las medias móviles pueden ser configuradas de distintas maneras y aplicadas de forma diferente según cada estrategia. En este artículo van a ver que hablamos de medias móviles (MMs) y medias móviles exponenciales (EMA), las EMAs son otro tipo de medias móviles que le da más importancia a los últimos precios que a los más viejos.

Esto es apenas la punta del iceberg. A continuación te mostramos tres formas sencillas de aplicar el estudio de móviles para mejorar tu análisis técnico.

1. Determinar la tendencia

La aplicación más sencilla de las medias móviles es utilizar para determinar la dirección de la tendencia. Nos da esta información de forma clara y visual al suavizar las curvas del precio y así eliminan el ruido que puede generar las velas a la hora de observar el gráfico.

Mirá también: Bolsa para Princpiantes: Soportes y resistencias

El asunto no es muy complejo. Con solo observar la media móvil vamos a poder saber si estamos ante una tendencia alcista, bajista o lateral. También la dirección hacia donde apunta la media móvil nos va a indicar, en forma retrasada, cuando las tendencia comienza a modificarse. Esto lo vamos a ver cuando cambia la curvatura de la línea y comienza a mirar hacia arriba o hacia abajo.

Dibujadas en el gráfico las medias móviles de 20 y 100 períodos. La de 20 se màs rápido mejor la tendencia de corto plazo.

2. Soportes y resistencias

Las medias móviles también podemos utilizarlas para determinar niveles de soporte y resistencia. En especial cuando el precio está moviendose en una tendencia determinada. Ante una tendencia lateral, este método de identificar soportes y resistencia nos dará muchas señales falsas.

Mirá también: Bolsa para Princpiantes: Soportes y resistencias

En el gráfico de más arriba se puede ver como la MM200 (en color blanco) hizo de soporte a fines de 2017 y en abril de 2018 del activo en análisis.

Una posible estrategia utilizando a las medias móviles como soporte y resistencia es comprar cuando el precio cruza hacia arriba la línea de la MM o abrir una operación en corto cuando el precio cruza a la MM hacia abajo.

Veamos el siguiente ejemplo:


Trade utilizando la EMA20 como nivel de soporte y resistencia.

El precio venía operando de forma lateral a fines de 2019. Una vela roja de amplio cuerpo, y un notable aumento del volumen empujó al precio por debajo de la EMA20. Los días subsiguientes el precio hizo un pullback y testeó de nuevo la EMA20 con un volumen inferior y sin poder cruzarla de nuevo hacia arriba.

Esta pauta nos hace abrir una operación de venta que la cerramos una vez que el precio cruza la EMA20 hacia arriba.

3. Tensión entre precio y EMA20

El precio y la media móvil exponencial de 20 períodos tienen una relación especial. Bastante histérica por cierto, pero la realidad indica que el precio cuando se aleja de la EMA20 tiende a volver a buscarlo.

Ya sea de abajo hacia arriba, o viceversa, cuando el precio y la EMA20 toman distancia podemos hablar de una «tensión» entre ambas. Esta tensión la vamos a ver distenderse de tres maneras. La primera, con un aguijonazo, una vela que deje una mecha inferior o superior que fue a testear la zona de la EMA20. En segundo lugar, una consolidación del precio que comience a oscilar de forma lateral permitiendo que la EMA20 se acerque. La tercera opción es una baja/suba que se prolongue durante algunos días hasta que el precio retorne a la zona de la EMA20.

Veamos un ejemplo:

La acción de Microsfot y la EMA 20 como imán del precio cuando hay una tendencia definida.

No hay una regla fija para determinar la tensión entre la MM y el precio. Ese número dependerá de la volatilidad de cada activo. Algunos pueden escaparse un 10% o 15% por encima o por debajo de la EMA20, mientras que otros activos cuando alcanzan el 5% comienzan a retroceder hacia la zona de referencia.

En conjunto con otras herramientas, como las proyecciones de Fibonacci, e indicadores como el RSI, poder detectar cuando existe una tensión entre la media móvil y el precio nos aportará más información para poder determinar si estamos en el agotamiento del movimiento principal, y el inicio de un movimiento contratendencial.

¿Querés prfundizar sobre medias móviles?Conocé más acerca de los beneficios de pertenecer a IchiPremium haciendo click acá.

1 2 3 4