¿Qué son y como usar las blue chips en tu cuenta de inversión?


Una de las cosas más fascinantes del mercado de capitales es que cada persona puede encontrar su propio camino. Desde un apostador que no quiere reconocer que apuesta, y decide "hacer trading con opciones binarias" hasta una familia con una cartera de inversión conservadora que busca preservar su capital. 

En el newsletter de hoy vamos a transitar un camino firme que nos ofrece el mercado. Una alternativa para quienes quieren invertir en acciones pero tienen un perfil más conservador, o tienen un perfil pero que quieren darle estabilidad a una parte de su cartera, y están buscando algo más que un índice.

Las blue chips: las naves insignia de los mercados. 

No existe una definición estricta de qué requisitos debe cumplir una acción para ser considerada blue chip, pero hay un consenso sobre algunos rasgos que debe tener una empresa para que su acción sea considerada blue chip

  • Son empresas líderes en la industria, con un modelo de negocios probado
  • Empresa establecidas hace décadas, con alta reputación y familiares para el público
  • Tienen un historial de ofrecer ganancias homogéneas a lo largo de los años
  •  Ante caídas en el mercado y crisis suelen recuperarse rápido en el corto o mediano plazo
  • Pagan dividendos regularmente 

Son marcas que todos reconocemos y con muchas de ellas probablemente interactuemos todos los días. Algunos ejemplos de estas acciones: Coca Cola ($KO), Boeing ($BA), Disney ($DIS), Walmart  ($WMT) o 3M ($MMM). Los sectores son variados, pero todas suelen ser componentes de los principales índices de los mercados en los que cotizan. 

De hecho, el índice Dow Jones Industrial está compuesto en su gran mayoría por blue chip, aunque hay también otras por fuera de ese índice. 

Más adelante hablaremos de una blue chip que es particularmente atractiva en estos momentos, pero antes hagamos algo de historia.

Poker de acciones 

Se contaba en las oficina de Dow Jones que en 1923, Oliver Gingold, un empleado de esa firma estaba en las oficinas de Merrill Lynch y al leer la cinta de teletipo (o ticker tape, la pantalla de Bloomberg de aquella época) comenzó a notar que algunas acciones estaba cotizando por arriba de los $200. 

Gingold, sorprendido, le dijo a un colega que iba a volver a su oficina para “escribir sobre estas acciones blue chip (fichas azules)”. 

Probablemente Gingold era un ávido jugador de poker. La referencia a las fichas azules proviene del poker, donde es tradicional que las fichas de color azul sean las que representan más valor. 

Sin embargo, el significado fue cambiando y las blue chips pasaron de ser acciones con un precio nominal alto a ser las acciones de empresas de alta calidad como mencionamos anteriormente. 

Todo encierra una gran paradoja: invertir en blue chips del mercado es lo más alejado que existe a apostar. Eso no quita que haya gente que use el mercado para hacer apuestas al azar.

Las blue chips en tu cartera

Hay varias maneras de incluir a las blue chips dentro de una cartera de inversión. Aquí nos enfocaremos solo en algunas: 

Porción más conservadora de renta variable

Las blue chips pueden ser una excelente opción si querés diversificar tu cartera de renta variable (acciones) en empresas de menor volatilidad, y con un potencial de pérdidas y ganancias menor al de una empresa en crecimiento, pero que garantizan una mayor estabilidad a lo largo del tiempo. 

También las blue chips pueden ser un vehículo para invertir ganancias provenientes del trading o de otros negocios, ya que una de las mejores funciones que cumplen estas acciones es la preservación del capital.

Maquinas de pagar dividendos 

A los que buscan una ingreso períodico de sus inversiones a mediano plazo, las blue chips se caracterizan por pagar de forma consistente dividendos. Coca Cola hace 59 años que paga dividendos de manera ininterrumpida. 3M lo hace 63 años, y Procter & Gamble ($PG) hace 64 años. 

Esta es otra de las características de las blue chips, su previsibilidad. Y no solo en el pago de dividendos, si no que muchas de estas empresas han incrementado el pago durante 10 años consecutivos.

En épocas de tasa cero o incluso negativas, obtener un 2,5% a 4% de rendimiento anual invirtiendo en las empresas más sólidas del planeta es atractivo. 

Trading de baja intensidad

Las blue chips suelen ser acciones que en la jerga se las llama “pesadas”, se suelen mover en cámara lenta, pero también suelen mantener estable su precio a lo largo del tiempo. 

Con estas acciones podemos usar una estrategia bastante sencilla para el trading: comprar después de una corrección con la identificación de un cambio de tendencia, y siempre cerca de soportes. 

Hacer trading con estas empresas, además, te permite operar con una menor intensidad ya que los movimientos en el precio son más suaves respecto.

¿Blue chips argentinos?

¿Hay acciones blue chip en el mercado local? Dolar blue? Seguro, pero no tiene nada que ver. ¿Acciones blue chips? Nos animamos a decir que no. Si bien algunas empresas, por ejemplo Aluar ($ALUA), podrían ser consideradas blue chips argentinas, en un país económicamente inestable como Argentina, es imposible encontrar las características de una blue chip en el mercado local. 

Pero al mismo tiempo, desde el mercado argentino se pueden operar la mayoría de las blue chips que cotizan en Estados Unidos, a través de Cedears. Para operar la mayoría de estas acciones no es necesario tener acceso al mercado de Estados Unidos.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Estás listo para tomar el
control de tus finanzas?