Invertir en la bolsa ¿cómo no fracasar en el intento? - Ichimoku Fibonacci

Invertir en la bolsa ¿cómo no fracasar en el intento?

invertir en la bolsa

En muchos países invertir en la bolsa es sinónimo de oportunidad, excepto en Argentina. Los argentinos solemos ver el invertir en la bolsa como algo distante a nosotros.

En el mejor de los casos, la bolsa es considerada una timba, una especie de casino financiero que solo sirve para que los ricos se hagan más ricos y los pobres más pobres.

En el peor de los casos, ignoramos que la bolsa sea un vehículo de inversión disponible para todos los que cuentan con un pequeño (¡o gran!) capital ahorrado.

La bolsa es una inversión inteligente, solo si se opera de forma inteligente. También está repleta de mitos. “¿En qué podemos invertir?”, se pregunta un argentino. “En ladrillos”, es la respuesta casi unánime. Nadie dice “Quiero invertir en la bolsa”. No quiero ser peyorativo. Nuestro país ha transitado una historia económica turbulenta, repleta de altibajos, que ha moldeado y dejado su marca en nuestra cultura tradicionalista a la hora de invertir.

¿Preferís video? Clickeá acá para ver el Episodio 1 de Bolsa para Prinicpiantes en YouTube

En otros países la situación es diferente, muy diferente. En Estados Unidos, invertir en la bolsa es hago de todos los días. Una ama de casa invierte en la bolsa, un carpintero planifica su retiro invirtiendo en acciones, su jefe también, y el profesor de su hijo no se queda atrás.

En este artículo no pretendemos explicar qué es la bolsa, cómo comienzan las empresas a cotizar en bolsa o qué es una oferta pública de acciones. Vamos a ir directamente al grano. ¿Qué son las inversiones en activos financieros? ¿Qué implica invertir en la bolsa?

Para intrducirnos en el mundo de la bolsa requerimos de un agente o broker bursatil que será nuestra puerta de acceso. A través de ellos podremos intevenir en diferentes activos: renta fija, renta variable, CEDEAR, letras del banco central, cauciones, cheques de pago diferidos, y toda otra operatoria relacionada con el llamado de mercado de capitales secundario. Todos podemos ser parte de él.

En IchimokuFibonacci.com publicamos un informe con más información sobre este tema.

Paremos un segundo y repasemos algunos de los activos que acabamos de mencionar. Los instrumentos de renta fija son también llamados títulos públicos o bonos y representan deuda estatal. Los activos de renta variable, el tema que nos compete a nosotros, son las acciones de empresas que cotizan en bolsa. Estas empresas pueden ser privadas (Molinos), públicas o mixtas, es decir que cuentan con capital privado como estatal. Por último, los CEDEAR replican en pesos la evolución del precio de activos extranjeros como acciones de Apple, Citibank o la minera Vale de Brasil. Son empresas que no están presentes en el país pero que así y todo se pueden operar en el país.

Invertir en la bolsa es un casino

¿En que quedamos?¿La bolsa es una timba, como se suele decir, o no? Eso en parte depende de la persona que toma la decisión de tradear en los mercados de capitales. Probablemente, si vos decidís meterte en la bolsa sin haberte informado de cómo se comportan los precios o haber estudiado algunos coneptos básicos los resultados van a ser similares a los del casino: te vas a ir con las manos vacías.

Un trader no inteligente está condenado al desastre. Comprar cuando el precio está en su máximo, y vender en el mínimo, es la receta para el deastre. El precio está en constante en movimiento y los gráficos son una expresión gráfica del valor de una acción en un determinado momento.

La variación del precio nos dice mucho sobre el papel (acción) que estamos analizando. En un movimiento alcista, cuando el precio sube, habrá varaciones también hacia la baja, y de manera inversa en los movimientos bajistas. El precio nunca sube o baja de forma recta sino más bien en un zigzag. Cuando un precio deja de subir y comienza a bajar, o viceversa, estamos ante lo que llamamos cambio de tendencia.

No todo es un sube y baja. Los precios, a lo largo del tiempo, suelen mostrar una tendencia definida. Los llamamos canales y con ellos podemos identificar en que momento se encuentra el precio de una acción. Podemos estar ante un canal alcista (cuando el precio sube), uno bajista (cuando el precio baja), o uno lateral (cuando no hay una tendencia definida al alza o a la baja).

Canal bajista y canal alcista

Si no estudiamos el movimiento de precios o la empresa, podemos decir que la bolsa es un casino. Compré a $10, vendí a $5 y perdí el 50% de mi dinero. “Hice una apuesta y me fue mal”, dice el trader que no es inteligente y asocia a la bolsa con el casino. Nuestro objetivo es tener las herramientas para saber en qué momento comprar y vender y en vez de perder el 50%, ganarlo.

Nadie tiene la bola de cristal

Ni yo, ni nadie, tiene la bola de cristal. Quien te asegure ganancias aseguradas te está mintiendo, manténganse lejos de esos. Acá hablamos de probabilidades, vamos a intentar prevér nuestras inversiones y estar del lado de las probabilidades. O mejor dicho de que las probabilidades estén de nuestro lado.

Nadie puede garantizarte ganar dinero en la bolsa. Una famosa frase, que suele ser atribuída a Benjamin Franklin, dice que “los impuestos y la muerte son las dos únicas cosas completamente ciertas en la vida”. De la primera no estoy seguro, pero la realidad es que vivir se trata de tomar riesgos. No hay garantía de que si compramos dentro de una tendencia alcista vamos a ganar dinero, pero aumentarán nuestras probabilidades, y mucho.

Suele decirse que en la bolsa hacen falta las tres P: plata, pelotas y paciencia. Y estudiar. Si seguimos este sencillo consejo puede ser obténgamos un nuevo amigo: el dinero inteligente.

Ichimoku Fibonacci
 

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments