Las oportunidades desaprovechadas por 3 millones de personas


Los argentinos están invirtiendo más que nunca. Hace cuatro años, existían apenas 376.865 cuentas en brokers locales. Hoy hay más de cuatro millones de inversores. 

La mayoría lo hace en fondos comunes de inversión de MercadoPago, con una tasa actual del 30% anual. En pesos. La gran mayoría pierde dinero. 

A pesar de haberse multiplicado más de 10x la cantidad de cuentas comitentes en Argentina, si les preguntamos a cualquiera de ellos “¿cuántas carteras de inversión armaste en tu vida?”, el 99, 99% contesta “ninguna”.

No es sorprendente. Hasta hace no mucho tiempo, la idea de invertir en la bolsa era algo alejado para la mayor parte de la sociedad. 

En un país donde se reclama por la ausencia de una “cultura de trabajo”, ni hablar de una “cultura de capital”. Más bien es una cultura de descapitalización. Y forzosa. Por eso nos vemos obligados a tomar las riendas en el asunto. 

Y también está la parte económica. Más de la mitad del país a duras penas llega a fin de mes, ¿estarán ellos pensando en cómo deberían armar una cartera de inversión? No creo. 

Pero entre quienes pueden ahorrar, la tecnología ha hecho las cosas más fáciles. 

Hay más información, y hay más herramientas para invertir. Abrir una cuenta comitente nunca fue tan fácil. Y sin embargo, poco lo hacen. El amor al plazo fijo puede.

De todas maneras algo está cambiando. Cada vez más gente tiene contacto con los mercado financieros como parte de su planificación personal 

Existen decenas de alternativas que apuntan a un segmento que era ignorado o minúsculo.

Un proyecto como Ichimoku Fibonacci hubiese sido imposible 15 años atrás, y quizás 10 años también. 

El elitismo predomina en esta industria, pero el avance tecnológico está modificando el escenario. Mientras el viejo régimen persiste en varios sectores del mercado, y pretenden aferrarse a sus antiguos privilegios, surge una nueva generación más abierta e inclusiva. 

De ahí que hace seis años nos propusimos poner la bolsa al alcance de todos. 

Hoy renovamos el compromiso pero bajo un nuevo mensaje: queremos lograr que un millón de personas puedan lograr sus objetivos financieros. Por eso lanzamos, la semana pasada, Cartera de Valor. 

En estos tiempos el problema es al revés. La información no falta, abunda, pero cuando hay más de lo bueno, también suele haber más de lo malo. Cartera de Valor apunta a poder ayudar a cualquier persona a poder armar su cartera de inversión. 

¿Cómo? Armamos carteras de inversión pensadas para distintos perfiles de inversión y con un horizonte temporal de un año. 

Armamos carteras compuestas por empresas sólidas que llevan décadas en el mercado, por ejemplo, para quien está haciendo su primera inversión y quiere mantenerse lejos de sobresaltos. 

Y también carteras para perfiles con más apetito por el riesgo. La cartera Argentina Bullish es un ejemplo. 

Las carteras se pueden operar desde una cuenta en un broker Argentino o también desde un broker de Estados Unidos. Para eso contamos con dos alternativas diferentes según en el mercado que operes. 

Armar una Cartera de Inversión equilibrada y diversificada lleva un análisis previo. Nos enfocamos en buscar empresas con buenos fundamentals y en zonas de precio atractivas. Utilizamos nuestras propias proyecciones, pero también nos respaldamos en gigantes del research profesional. 

Pero lo más importante, te contamos el razonamiento detrás de cada posición de la cartera. Le damos un seguimiento. Hacemos reuniones online mensuales. 

No solo queremos darte una herramienta que te ayude a tomar decisiones de inversión, si no que también en el futuro puedas diseñar tu propia cartera si es tu objetivo. 

¿Podremos lograr que 100.000 tengan una cartera de inversión en los próximos cinco años?

La idea de tener una cartera de inversión orientada al futuro es un paso fundamental para poder comenzar a construir o solidificar un patrimonio. Queremos ayudarte en ese camino. 

Con el lanzamiento de Cartera de Valor, también lanzamos un precio promocional que lo hace realmente para todos. El valor de la suscripción es de sólo 1500 pesos por mes. Son apenas $50 por día o $375 a la semana. 

Con una suscripción anual, te bonificamos dos meses (pagás 10 meses en vez de 12). Como estamos de lanzamiento, también los primeros 30 registros van a poder agendar un 1-a-1 con Agustín Petronio (DT)  para revisar o diseñar una cartera de inversión. 

Si la promo está vigente cuando leés esto, usá este link para registrarte:

En caso de que ya se hallan ocupados los lugares disponibles, podés ingresar directamente desde acá para contratar las alternativas mensuales o anuales. 

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}